Seguros de Auto
14/4/2023

¿Cuáles son los Factores Más Comunes en Accidentes de Auto?

Conoce los factores más comunes en accidentes de auto, desde manejar alcoholizado hasta manejar sin utilizar cinturón de seguridad. ¡Ten cuidado en el camino!

Gabriel Ruiz Vega
Gabriel Ruiz Vega

Descubre los factores más comunes que conducen a un accidente de auto.

¿Cuáles son los Factores Más Comunes en Accidentes de Auto?

Los accidentes de tráfico son una de las causas más comunes de lesiones y muerte en todo el mundo. Aunque muchos factores pueden contribuir a un accidente de coche, algunos son más peligrosos que otros. Este artículo explorará los aspectos más peligrosos de los accidentes de coche y cómo pueden afectar a conductores y pasajeros.

En México, cerca de 1,000 accidentes de auto se producen cada día. Según Infobae.com, “En promedio, diariamente pierden la vida 12 mexicanos derivado de estos hechos, de los cuales el mayor porcentaje corresponde a colisión entre automóviles”.

Exceso de velocidad

El exceso de velocidad es una de las principales causas de accidentes de coche. Conducir por encima del límite de velocidad o demasiado rápido para las condiciones de la carretera puede reducir la capacidad del conductor para reaccionar ante imprevistos, como paradas repentinas, obstáculos u otros vehículos en el camino. Además, el exceso de velocidad aumenta la fuerza del impacto en una colisión, lo que puede causar lesiones más graves o víctimas mortales.

Según la INSP, en 2016, En el 2016, alrededor de 1.35 millones de personas fallecieron y muchas más resultaron con discapacidad permanente luego de participar en una colisión vehicular. “La probabilidad de que una persona sufra lesiones graves durante un accidente de tránsito es menor del 20%, cuando la velocidad del vehículo es de 30 km/h, pero aumenta hasta más del 80% cuando la velocidad excede los 50 km/h. El riesgo de muerte es mayor en grupos vulnerables como peatones, ciclistas, motociclistas, niños, adultos mayores y personas con discapacidad.”

Conducir distraído

La conducción mientras distraído es otro factor importante que contribuye a los accidentes de tráfico. Esto incluye actividades como utilizar el teléfono móvil, comer, beber o ajustar la radio mientras se conduce. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la conducción en estado de distracción causa una media de nueve muertes y más de 1,000 heridos al día en Estados Unidos.

La conducción en estado de distracción reduce la atención del conductor, su tiempo de reacción y su capacidad para controlar el vehículo. También puede provocar que no reconozca o no responda a las señales de tráfico, a los peligros o a otros vehículos. 

Además, los conductores distraídos son más propensos a salirse de su carril, lo que provoca colisiones frontales o laterales.

Conducir alcoholizado

Conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas es una de las cosas más peligrosas que una persona puede hacer en la carretera. Deteriora el juicio, la coordinación y el tiempo de reacción del conductor, dificultando el control del vehículo y la respuesta a las condiciones cambiantes de la carretera.

Según el Gobierno de la CDMX, en México, según estudios, el consumo de alcohol aumenta 6.84 veces el riesgo de muerte en accidentes viales. Respetar las regulaciones sobre conducir en estado de ebriedad puede reducir en 20% el número de muertes por lesiones causadas en accidentes viales.

No llevar puesto el cinturón de seguridad

Llevar puesto el cinturón de seguridad es una de las formas más sencillas y eficaces de reducir el riesgo de lesiones o muerte en un accidente de tráfico. Sin embargo, muchos conductores y pasajeros siguen sin utilizar este elemento básico de seguridad. Según la NHTSA, de los 23,824 ocupantes de vehículos de pasajeros que murieron en 2020, el 51% no estaban usando los cinturones de seguridad. Solo en 2017, los cinturones de seguridad salvaron aproximadamente 14,955 vidas, y podrían haber salvado a 2,549 personas adicionales si ellos hubieran estado abrochados.

Un cinturón de seguridad puede evitar que una persona salga despedida del vehículo o golpee el parabrisas, el salpicadero u otros objetos dentro del coche. También puede distribuir la fuerza del impacto sobre una zona más amplia del cuerpo, reduciendo el riesgo de lesiones graves en órganos vitales.

Conducción temeraria

La conducción temeraria implica comportamientos como ir detrás, entrar y salirse del tráfico, saltarse semáforos en rojo o señales de stop, y conducir de forma agresiva o errática. Los conductores temerarios tienen más probabilidades de provocar accidentes, poner en peligro a otros usuarios de la carretera y aumentar la gravedad de las lesiones.

Fatiga

La fatiga es otro factor que puede afectar significativamente la capacidad de un conductor para operar su vehículo de manera segura. Conducir cansado puede hacer que el conductor tenga tiempos de reacción más lentos, menor capacidad de juicio y problemas de visión o audición. También puede resultar en quedarse dormido al volante, lo que lleva a una pérdida de control o una colisión.

Recibe nuestras actualizaciones a tu email

Articulos Relacionados